Sábado , 16 diciembre 2017
Audi A6 3.0 BiTDI en Hercos Parayas • Diesel con sabor a gasolina

Audi A6 3.0 BiTDI en Hercos Parayas • Diesel con sabor a gasolina

Una llamada de Alberto Valdés, jefe de ventas de Hercos Parayas,  despertó nuestra curiosidad, e incluso, por qué no decirlo, sirvió de base para una particular apuesta. Nunca antes un motor diésel, nos decía, había ofrecido un rendimiento, un tacto al volante y un sonido tan parecidos al de un motor de gasolina como el nuevo 3.0 TDI biturbo. Ya a toro pasado, no admitiremos públicamente que perdimos la apuesta, pero sí podemos afirmar que con una potencia de 313 caballos y unos imponentes 650 Nm. de par, este seis cilindros se convierte en la nueva referencia en cuanto a prestaciones, consumo, y tacto deportivo, dentro de los motores diesel. Hablar del A6 es hablar de tecnología, de seguridad, de sistemas automáticos que controlan todo lo referente a la conducción. Audi ha invertido 700 millones de euros en la planta de producción de Neckarsulm, donde se fabrica la más moderna generación del A6.

Para la marca, el diseño debe de ser sinónimo de deportividad y elegancia. En el caso del modelo que nos ocupa, con sus enormes cotas de anchura y longitud, su menos de metro y medio de altura le sirve para presumir de una de las proporciones más deportivas de su segmento, enmarcando con ellas el refinado estilo inherente ya al A6 desde su origen. El largo capó, la línea del techo baja y de trazo tenso, y las marcadas líneas de los flancos, dibujan una imagen global muy dinámica, con una fluida transición hacia la parte trasera. Y no empleamos ese adjetivo al azar, ya que precisamente es fluir lo que hace el aire en torno a esta carrocería que presume de un coeficiente aerodinámico de 0’26, algo que redundará tanto en sus eficientes prestaciones y consumos, como en un confort de marcha excepcional.

El fibroso estilo del diseño exterior se extiende al amplio habitáculo. Todos los detalles corroboran el esmero con el que Audi construye automóviles. Materiales, como el novedoso contrachapado en madera laminada, han sido minuciosamente seleccionados y procesados recibiendo un acabado de calidad artesanal. Aluminio, lacados, cuero, goma soft-touch, madera… se nos ofrecen para ser combinados, personalizando a nuestro gusto el espacio que nos rodea en nuestros desplazamientos. Los asientos delanteros, con funciones de ventilación y masaje, la iluminación ambiental, regulable en intensidad, o las diversas opciones de entretenimiento, aportan al habitáculo un toque de refinamiento adicional.

Nos ha fascinado el elevado confort acústico y en materia de vibraciones. El habitáculo está en gran medida aislado de los ruidos de rodadura y del motor, consiguiendo un nivel de silencio a la altura de las grandes berlinas de lujo. Pero todas estas características no nos sorprenden, conociendo ya de sobra la dedicación de Audi por alcanzar la excelencia en toda su gama. Estamos aquí, frente a este A6 en un imponente color Gris Daytona y llantas de 20 pulgadas, para pulsar el botón de arranque que se encuentra junto al selector del cambio automático, y sentir.

Diesel con sabor a gasolina
Siguiendo la corriente actual de downsizing, nos encontramos con un motor diésel de tres litros y seis cilindros en V, al que se ha sobrealimentado recurriendo a dos turbocompresores refrigerados por agua colocados de manera secuencial. Este es uno de los secretos de su funcionamiento progresivo y a la vez contundente, capaz de entregar el par máximo desde apenas 1.450 rpm, y mantenerlo constante hasta las 2.800 rpm. Pero además, sube de vueltas con una facilidad desconocida hasta ahora en un diésel, estirando, y de verdad que estira, hasta las 5.200 rpm, con un sonido deportivo y refinado, un borboteo que nos ha recordado mucho al propio de un ocho cilindros de gasolina. Obviamente los más puristas e incrédulos se harán cruces, y es por ello que desde Motorcantabria.com, poseyendo como tenemos el carnet de Escépticos, adoptamos siempre como válido el empirismo en su máximo grado, es decir, conocimiento y experiencia como bases. Conociendo el innovador actuador de sonido de nuevo desarrollo integrado en el sistema de escape, que constando de un altavoz que mediante un proceso de modulación es capaz de superponer los típicos ruidos  de un motor diésel, con un modelo de vibración definido previamente, para que al acelerar el 3.0 BiTDI emita un sonido pleno y armonioso, como si se tratase de un motor de gasolina…  ¡tan sólo nos queda la gratificante experiencia de comprobarlo a sus mandos!

En cuanto a los números, baste decir que en aceleración de 0 a 100 km/h  clava los registros del S5, empleando tan sólo 5,1 segundos. Un motor, que se benefician de las tecnologías del programa de eficiencia modular de Audi, combinando además con la innovadora gestión térmica, un sistema de recuperación de energía, y el sistema de arranque y parada,  para deleitarse sin duda de la conducción con la máxima autonomía, pues en carretera el consumo homologado es de 5,6 l/100 km. , permitiéndonos recorrer cerca de 1.200 km sin repostar, ¿para qué bajar a estirar las piernas cuando estamos disfrutando tanto de todas y cada una de las bondades de este salón rodante?

Tracción integral permanente y tiptronic de ocho velocidades
Quattro se presenta en su más reciente fase evolutiva: el diferencial central de corona y la gestión del par individual para cada rueda garantizan una extraordinaria tracción, estabilidad y dinamismo. En la distribución básica se envía un 60% del par motor hacia el eje trasero y un 40% hacia el delantero, lo que equivale a una línea característicamente deportiva. Pero es en los limites de adherencia donde su comportamiento más nos ha satisfecho, ya que se muestra neutro durante mucho tiempo, compensando prácticamente el ligero subviraje, al entrar en curva, debido a su peso y localización del propulsor, como en la salida al acelerar, propio de su condición de tracción total de gran potencia. Las intervenciones del sistema de estabilización ESP se producen más tarde y con menor intensidad, si es que llegan a necesitarse, y cuando mengua el agarre en el eje delantero, hasta el  85% del par fluye hacia eje trasero, ayudándonos a redondear la trayectoria sin mayores problemas.

En cuanto al cambio, el Tiptronic de ocho velocidades con  programa de cambio dinámico DSP, nos proporciona subidas de marcha rápidas, con satisfactorias y suaves reducciones. Valga como curiosidad el dato de la interacción del cambio automático de la gama A6 con los datos de ruta que recibe proporcionados por parte del sistema de navegación, permitiéndonos incluir en la estrategia de cambio las curvas que se avecinan, evitando así un exceso de variaciones innecesarias de las marchas en una carretera con curvas o de montaña. Bienvenidos al progreso. 

Escaparate de soluciones tecnológicas
Y es que como indicábamos, el A6 ha sido siempre un escaparate de soluciones tecnológicas. Entre el equipamiento, común a toda la serie, se encuentra el sistema de dinámica de conducción, Audi drive select, que interviene en la línea característica del pedal del acelerador, los regímenes de cambio de la caja automática y la asistencia de la dirección. El conductor puede variar el funcionamiento de estos componentes seleccionando uno de los modos predefinidos: efficiency, comfort, auto y dynamic. 

Los servicios online, ámbito en el que Audi colabora con el proveedor Google, conectan a la gran berlina con Internet a través del teléfono de automóvil, mostrando por ejemplo las imágenes e informaciones de Google Earth en el monitor y combinándolas con la ruta de GPS. Los pasajeros pueden navegar y acceder a su correo electrónico en todo momento durante la marcha, y el conductor puede utilizar un gran número de atractivos servicios.  

El sistema MMI navigation plus colabora estrechamente con los sistemas opcionales de asistencia y seguridad, enviando los datos de la ruta a las unidades de mando de los faros, del cambio automático y del adaptive cruise control con función Stop & Go. Así, estos sistemas pueden detectar escenarios complejos y ayudar al conductor. En muchas situaciones, el sistema de seguridad Audi Pre Sense es capaz de reducir la gravedad de un accidente y de sus consecuencias, e incluso de evitarlo. Por su parte el sistema activo de asistencia en carril ayuda al conductor a mantener siempre el curso correcto, y el asistente de aparcamiento se ocupa de realizar las maniobras necesarias al aparcar.  

Este último A6 ofrece más del doble de las funciones que su predecesor, sin embargo, su manejo resulta tan sencillo e intuitivo que no tendremos ningún problema en aprovechar todas y cada una de sus innovaciones. Opcionalmente se ofrece un head-up-display, que proyecta información relevante en el parabrisas, como por ejemplo la velocidad, los símbolos de navegación, o las indicaciones de los métodos de asistencia. El sistema de identificación de las señales de tráfico y el asistente de visión nocturna, con su cámara termográfica de infrarrojos, también utilizan el sistema.

Y para los más sibaritas, para aquellos que pasen mucho tiempo sentados en el coche esperando, sin tenerlo en marcha, puesto que circulando quien adquiera este coche siempre  preferirá escuchar el sonido del motor, se nos ofrece en opción un sistema de sonido desarrollado por Bang & Olufsen, con dos amplificadores y un total de 1.300 vatios. El equipo de los especialistas daneses convence a los críticos  de la alta fidelidad gracias a un amplio espectro de frecuencias claramente diferenciado, con potentes graves, transparentes medios y cristalinos agudos. La tecnología acústica es tan compleja que en un ajuste personalizado se alteran más de 1.200 parámetros, simulando una reflexión del sonido propia de una sala de conciertos a través de sus 15 altavoces.

BiTDI protagonista de los éxitos de Audi
Si el A6, con sus múltiples innovaciones técnicas y su construcción ligera en aluminio, revoluciona las berlinas de representación en su séptima generación, este modelo BiTDi protagoniza el siguiente capítulo de la gran historia de éxitos escrita por Audi.

Scroll To Top