Sábado , 21 octubre 2017
Lexus IS 300h, la confirmación de la opción híbrida en Megapremium

Lexus IS 300h, la confirmación de la opción híbrida en Megapremium

Con la llegada del nuevo IS 300h, Lexus apuesta decididamente por la tecnología Hybrid Drive de segunda generación, como bien nos avanzaban tiempo atrás en Megapremium, concesionario oficial Lexus en Cantabria. Por ello no ofrecerá mecánicas diésel en ninguna de las gamas que actualmente comercializa, al haber  alcanzado unos niveles de eficiencia energética y prestaciones superiores a los motores de gasóleo convencionales, con el añadido de ser líderes en su segmento en la emisión de CO2, NOx y partículas, contaminantes muy nocivos de cara a la calidad del aire de nuestras ciudades.

En el desarrollo del nuevo IS 300h se han acumulado casi 2 millones de kilómetros de pruebas, una distancia equivalente a realizar dos viajes de ida y vuelta a la luna, de cara a asegurar unas excelentes capacidades dinámicas sin renunciar al confort, y a su vez aumentar el espacio y la habitabilidad en general.

Sobre el papel, nos encontramos ante un coche tecnológicamente avanzado, elegante, maduro…Hubiese sido fácil para Lexus quedarse ahí, en una berlina premium bien hecha, haberle añadido el plus del híbrido, y lanzar un producto verdaderamente competitivo. Pero el IS 300h es un coche que no puedes descubrir sin ponerte ante él, sin acomodarte en su interior, sin conducirlo.

Una vez lo tuvimos delante en el concesionario Lexus de la Avenida de Parayas en Santander, nos dimos cuenta enseguida de que la filosofía de diseño L-finesse, representa un factor muy importante en el posicionamiento de Lexus. No basta con admirar sus líneas, en este caso es necesario realizar un viaje visual a través de su carrocería para apreciar el gusto exquisito con el que se ha diseñado, pieza por pieza.

Como berlina deportiva de la marca que siempre ha representado el IS, y siguiendo a los nuevos modelos GS y LS, presenta el dinamismo sofisticado del nuevo diseño de la rejilla frontal en forma de doble punta de flecha, otorgándole una combinación de elegancia dinámica, una presencia más potente en la carretera y una identidad de marca más fuerte. Los nuevos faros quedan subrayados por las luces de día LED situadas de manera independiente y proporcionándole un aspecto visual muy característico y único. No hay un solo ángulo desde el que no merezca la pena observarlo, siempre encontraremos una arista, una protuberancia, un detalle que nos satisfaga. Si el frontal impresiona, la ovalada línea de cintura y la retorcida talonera que asciende hasta llegar a los faros traseros hacen del lateral del coche un digno precursor de la zaga, acertadísimamente coronada por un alerón integrado, y adornada por unos preciosos grupos ópticos de aspecto dinámico y deportivo.

Ya en su interior, el asiento del conductor, con su nuevo diseño, ofrece una gran comodidad y un mejor apoyo lateral. El nuevo volante, más vertical y con mayores ajustes, inspirado nada menos que en el del LFA, presenta un cambio de marchas con levas muy atractivo. La consola central inclinada, recordándonos a los más míticos deportivos japoneses, ofrece una buena ergonomía y presenta con originalidad mandos como los del climatizador.

La batalla del nuevo IS se ha alargado, redundando en el espacio de los asientos traseros y la capacidad del maletero; esto, junto con un aumento de la altura y anchura, ofrece a los pasajeros un incremento considerable en los niveles de comodidad.

En materia de seguridad, los 8 airbags de serie incluyen frontal, lateral, de cortina y de rodilla tanto para conductor como pasajero. El nuevo diseño de capó activo emergente, con apertura automática, permite rebajar el perfil delantero a la vez que se optimiza la protección contra impactos para los peatones, toda una ingeniosa solución a un requerimiento que en otras ocasiones puede comprometer la limpieza de líneas del auto.

Es por tanto, en su conjunto estético, un lujoso y espacioso vehículo de corte deportivo.

Gracias al sistema Full Hybrid, el IS 300h tiene una potencia total combinada de 223 caballos, ofreciendo un tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h de 8,3 segundos y una velocidad máxima de 200 km/h. Por otra parte, ofrece un consumo medio de combustible de 4,3 l/100 km y emisiones de CO2, líderes en el segmento con 99 g/km. Para conseguir estos datos, la nueva carrocería es más ligera y a la vez más rígida que la de su predecesor, con nuevas soldaduras y la utilización de adhesivos aeroespaciales.

Un nuevo sistema de selección de la modalidad de conducción, económica, normal, y deportiva, ha sido creado para optimizar la combinación preferida del conductor, variando parámetros e incluso aspectos estéticos del coche, como la información disponible para el conductor en los distintos modos.

Adicionalmente, el regulador Active Sound Control, una tecnología que complementa y amplifica el sonido del motor para obtener un mayor placer de conducción, reduce la disparidad que algunas veces se produce en la sensación de aceleración y con la caja de cambios CVT, pudiendo elegir nosotros mismos la cantidad de sonido que se filtrará al interior del habitáculo. Todo un acierto en este tipo de vehículos que cuentan con un excelente aislamiento y en los que quizás podríamos echar en falta en alguna ocasión disfrutar del rumor de sus motores.

En resumen, nuestro silencioso híbrido de transmisión automática capaz de funcionar en modo Cero Emisiones, utilizando para sus desplazamientos a baja velocidad tan sólo el motor eléctrico, puede tornarse una rabiosa berlina tan sólo con desearlo y seleccionar el reglaje adecuado desde nuestro puesto de conducción, disfrutando además de un cambio de levas eficaz y divertido.

Desde la década de los ochenta, Lexus se ha convertido en una marca de referencia en todo el mundo por su búsqueda de la perfección, la excelente calidad de sus productos, su concepto único de servicio al cliente, y por abanderar el concepto de vehículo híbrido, del que hoy en día sigue siendo el primer y único fabricante en ofrecerlo en la totalidad de su gama. El IS 300h no es más que la confirmación del posicionamiento de Lexus dentro de la élite, por tecnología, por calidad, y sin duda por diseño.

Scroll To Top